Posicionamiento
Se define como etapa de posicionamiento al periodo de 3 años, del 2015 al 2017, en el que se plantean acciones para identificar las necesidades y demandas por Infraestructura de Calidad (IC) en los diferentes sectores, subsectores y territorios que aspiran a desarrollarse, aprovechando sus ventajas competitivas, la mejora de los procesos y productos orientados a la demanda. En esta primera etapa, el objetivo es lograr articular la IC con enfoque sistémico y acercarla a los usuarios de forma descentralizada.

Desarrollo

Se define como etapa de desarrollo al periodo de crecimiento sostenido del uso de la IC, del 2018 al 2020, para el impulso a la competitividad y la protección del consumidor. En esta fase se plantearán acciones donde el mercado equilibre progresivamente la oferta y la demanda por servicios de IC y se incremente la oferta privada de los Organismos de Evaluación de la Conformidad (OEC), en los diferentes esquemas que requiere el crecimiento país.

Consolidación

En esta última etapa se consolida la Infraestructura de la Calidad (IC). Abarca la totalidad de instituciones, procesos y servicios del sector público y privado en los componentes normalización, reglamentos técnicos, evaluación de la conformidad, metrología y acreditación; que se utilizan para el aseguramiento de la calidad de productos, servicios y procesos. De esta manera se contribuye a la competitividad de la economía, así como a la protección del consumidor, la salud y el medio ambiente.